1. Aprende a conservar mejor tus fibra esponjas con estos sencillos trucos
webLoaded = "false" Loadclientside=No
webLoaded = "false"
  • Aprende a conservar mejor tus fibra esponjas con estos sencillos trucos

    Cambiarlas con regularidad y mantenerlas en lugares frescos y secos son apenas algunas de las recomendaciones para mantener perfectos estos utensilios de limpieza.

    Las fibra esponja son un aliado constante en la cocina, el baño y en general cualquier lugar de la casa en el que realizamos una rutina de limpieza. Por esa razón es tan importante conservarlas, durante su vida útil, en excelentes condiciones y así evitar enfermedades, hongos y garantizar que van a ser efectivas.

    Siguiendo estos sencillos consejos lograrás que tus fibras esponja duren mucho más, permanezcan en buen estado y, lo más importante de todo, seguirán siendo tu mano derecha cuando de limpiar se trata.

    Seca la esponja

    Una vez termines de usar la fibra esponja en la cocina o en el baño, es muy importante que la enjuagues muy bien para eliminar cualquier rastro de suciedad o de detergente que haya quedado. Cualquier partícula extraña que se quede allí podrá ser nido de hongos o bacterias en un futuro.

    Una vez has enjuagado bien la fibra esponja debes dejarla secar en un lugar en el que circule aire y que se encuentre completamente seco. Evita dejarla dentro del fregadero o en la parte inferior del mismo, pues la humedad hará que la fibra se convierta en un ambiente apto para la reproducción de bacterias, hongos y enfermedades.

    La fibra esponja NO es para limpiar todo

    Si bien la función principal de las esponjas es limpiar, es muy importante que tengas claro que, si estás usando una fibra esponja para lavar los platos, no debes usarla ni para limpiar los mesones, ni los baños, ni el piso. Destina una esponja para cada lugar de la casa que vayas a limpiar.

    Pensando en esto, Scotch-Brite ha puesto en el mercado diferentes tipos de fibra esponjas especialmente diseñadas para cada necesidad de la casa: la Fibra para Parrillas Scotch-Brite® o la Fibra esponja Scotch-Brite® Cero Rayas® en tres colores diferentes para que puedas designar una para cada parte del hogar. Busca la que más se ajuste a tus necesidades y empieza a usarlas para ver tu casa siempre impecable.

    Desinfecta las fibra esponjas

    Expertos en higiene recomiendan que las fibras esponjas sean desinfectadas una vez por semana. Para eso puedes usar una mezcla de agua y cloro en una proporción de 1 a 10 (por una parte de cloro, debes agregar 10 partes de agua). Deja la fibra esponja sumergida en esa mezcla por, al menos, unos 5 minutos. Después enjuágala muy bien con agua para evitar cualquier residuo. Este proceso te ayudará a evitar la proliferación de hongos y bacterias dentro de tu fibra esponja y, a su vez, a que estos microorganismos lleguen a tus platos.

    Reemplázala regularmente

    Si bien las fibra esponjas de la línea de Scotch-Brite son de excelente calidad y su durabilidad es muy alta, es recomendable que este elemento de limpieza sea reemplazado regularmente.

    Cambiar con cierta frecuencia las fibra esponjas evitará que aparezcan en ella hongos y bacterias que pueden causar problemas de salud a tu familia. Además, una esponja con poco uso te garantiza una limpieza mucho más profunda y efectiva.

    Con estos consejos alargarás la vida útil de tus fibra esponjas y podrás prevenir posibles contagios de enfermedades.


Otros Sitios 3M
Síguenos
Cambiar ubicación
México - Español