1. 3 trucos para desaparecer la grasa de tu vajilla
webLoaded = "false" Loadclientside=No
webLoaded = "false"
  • 3 trucos para desaparecer la grasa de tu vajilla

    Los platos, después de un lavado normal, parecen estar completamente limpios, pero no siempre es así. Con estos trucos podrás quitarles toda la grasa que acumulan.

    Preparar platos deliciosos y novedosos requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación antes y durante el proceso. El primer paso es elegir con cuidado los ingredientes, picarlos o pelarlos con especial atención, encontrar el nivel perfecto de condimentos y claro, al final es muy importante servirlos para que luzcan apetitosos. Todo este proceso termina con comensales satisfechos y felices.

    Después de un almuerzo familiar, en el que la comida fue en centro de atención, quedan los platos sucios por montones y pareciera que nunca vamos a sacar toda la grasa que se ha acumulado en la vajilla. Siguiendo estos tres trucos podrás no solo lavar mucho más rápido todos los trastes, también tener la seguridad de que no quedó nada de grasa en los platos.

    1. Para empezar… Agua caliente

    Una vez la mesa queda vacía y el lavaplatos lleno, es recomendable poner un poco de agua caliente a los platos antes de empezar a lavarlos, en especial si la comida que servimos tenía alguna salsa que se adhiera a los platos.

    Después de algunos minutos sumergidos en agua caliente, lavarlos será mucho más fácil. En caso de que el nivel de grasa sea excesivo, puedes ensayar primero limpiar los platos con una servilleta de papel y después sí ponerlos en agua caliente. Algunos expertos en limpieza recomiendan poner unas gotitas de jabón lavatrastes para hacer aún más fácil el lavado.

    2. Utiliza fibra esponja especial

    Si tu vajilla es de cerámica o porcelana, debes tener mucho cuidado en el momento de lavarla pues si lo haces con una fibra esponja muy fuerte, puedes rayarla o pelarla, deteriorando así el estado de tus platos y tazas.

    Si los platos están muy sucios o con restos de comida adherida, es recomendable que uses una fibra esponja Scotch-Brite® Cero Rayas, que te garantiza una limpieza profunda de los utensilios de tu cocina, sin causar daños ni rayones de ningún tipo.

    Para secar los platos, recuerda usar un paño de cocina de microfibra Scotch-Brite® para evitar que los restos de agua los manchen y puedas guardarlos en tu alacena con toda tranquilidad.

    3. Ordena los utensilios antes de lavarlos

    Este consejo, aparentemente, no tiene nada que ver con la grasa en los platos, pero está muy relacionado.

    Los expertos en limpieza aseguran que tener un orden en el momento de lavar los platos te ayudará a terminar más rápido y también garantiza que los utensilios van a quedar impecables. Se recomienda entonces empezar por los utensilios fabricados en cristal y vidrio; lavarlos primero evitará que la grasa de platos, ollas y cubiertos caiga sobre ellos pues son los más delicados a la hora de limpiar.

    En un segundo momento se deben lavar las vajillas (platos y tazas) pues esto dará tiempo para que remojen y se pueda eliminar fácil los restos de comida. Adicionalmente, el agua utilizada en este proceso se puede usar para remojar las ollas y facilitar el lavado.

    Al final se deben lavar las ollas. Es la tarea más difícil, pero el hecho de haber recibido el enjuague de los cristales y de los platos, la hará menos tediosa y seguramente llevará menos tiempo que el acostumbrado.

    Estos tres trucos facilitarán mucho el arreglo de la cocina después de un evento con muchos invitados y con comidas que se adhieren a las vajillas. Pruébalos y aprovecha el tiempo que ahorres para disfrutar en familia.


Otros Sitios 3M
Síguenos
Cambiar ubicación
México - Español