1. 5 trucos para proteger la piel de tus manos cuando lavas platos
webLoaded = "false" Loadclientside=No
webLoaded = "false"
  • 5 trucos para proteger la piel de tus manos cuando lavas platos

    Diariamente lavamos varios platos, varias veces al día afectando la piel de nuestras manos.

    Los químicos de los detergentes usados para lavar los platos son, en la mayoría de los casos, muy agresivos con la piel de las manos, causando resequedad y en algunos casos enfermedades en pieles muy sensibles. Estos cinco trucos ayudarán a cuidar la piel mientras lavas los platos.

    1. Revisa la temperatura del agua

    Lavar con agua muy caliente o muy fría puede afectar la salud e la piel de tus manos, pues las temperaturas extremas queman las células superficiales de la piel causando un desequilibrio. Adicionalmente, el agua muy fría puede causarte calambres en los nervios de las manos. Así que prefiere usar agua tibia o a temperatura ambiente.

    2. Prefiere lavatrastes con glicerina

    Si bien los detergentes de vajillas son abrasivos por naturaleza, existen algunos con componentes que son amigables con la piel de las manos como la glicerina. A la hora de elegir un jabón lavatrastes ideal fíjate mucho en qué ingredientes tiene y recuerda evitar componentes como el triclosán o la metilisotiazolinona.

    3. Lava tus manos con jabón para manos

    Parece obvio, pero muchas veces, por facilidad y comodidad lavamos nuestras manos en la cocina con el jabón que usamos para lavar los platos causando daños serios en la piel de nuestras manos. Puedes dejar un recipiente de jabón líquido para manos en el lavaplatos para que no olvides usarlo cuando sea necesario. Recuerda también secar tus manos con un paño o toalla suave.

    4. Usa guantes

    Los guantes son fundamentales a la hora de lavar los platos pues protegen la piel de los químicos del jabón y del agua. Guantes como los Satinados de Scotch-Brite son perfectos para lavar los platos pues son muy suaves con la piel y tienen un sistema de agarre que evita que los platos o cualquier elemento de la vajilla se deslice mientras lo lavas. Recuerda buscar unos guantes de tu talla para que tengas más comodidad a la hora de usarlos.

    5. Usa crema humectante

    La crema humectante debe ser una obligación después de lavar los platos sin importar si usas guantes o no, pues esto garantiza que toda la humedad de la piel que se ha ido al realizar las tareas del hogar, regrese a tu piel, conservando tus manos suaves y libres de manchas causadas por la resequedad. Busca una crema especial para manos, que proteja la piel y que la hidrate.

    Estos cinco pasos te ayudarán a mantener la piel de tus manos siempre lindas, humectadas y libres de manchas.


Otros Sitios 3M
Síguenos
Cambiar ubicación
México - Español